Cims de Porrera

CIMS DE PORRERA

En el 1996. cims de Porrera nació de la preocupación por la recuperación de la viña vieja centenaria y autóctona de Porrera ( cariñena y garnacha), que crece en suelos de llicorella y situada en pendientes de un 40-50%, con una producción media de 300 a 500 g. de uvas por planta. 

Viñedos con más de cien años de vida, cepas que ofrecen unos rendimientos bajísimos pero que permiten elaborar unos vinos de una calidad singular. Este es el secreto de Cims de Porrera a la hora de sacar lo mejor de las variedades de uva autóctonas de la DOQ Priorat: la Caramyena y la Garnatxa.

totselectacreado en Bluekea